martes, 22 de junio de 2010

El camino de la derecha


Siempre que me despido de Londres tengo esta sensación de vacío por dentro. Es como si sus calles absorbieran toda mi energía y se la quedaran obligándome a volver a recuperarla. Una decisión mal tomada, un corazón abandonado o un tren perdido.

Un tren perdido... No puedo evitar volver a pensar en ello una y otra vez. A veces el destino se pone juguetón y esta vez así ha sido. ¿Ocurre todo por un motivo? ¿Por qué tengo entonces la sensación de que no tomé la decisión adecuada? Qué confusa me siento.

"¿Te das cuenta de que podríamos habernos casado y haber tenido hijos?" me has repetido mas de una vez durante las pocas horas que hemos pasado juntos. Para añadir después: "Ahora ya es demasiado tarde". Eso no es justo.

Veo ante mis ojos la vida que podría haber tenido. No es una visión muy agradable porque una prefiere no saber que se ha perdido cuando en un cruce de caminos eligió tomar el de la izquierda. Cuando te enseñan lo que escondía el de la derecha te puede parecer que no merecía la pena, aunque también puede parecer que era mucho mejor, incluso si tu vida en la actualidad no está del todo mal. En mi caso así es, sin embargo, mi camino de la derecha, ese que decidí no tomar, resulta que es jodidamente bueno.

He visto la vida que pude haber tenido y ahora ya no puedo hacer nada para poder alcanzarla. Y eso me confunde.

Foto realizada en St James Park, Londres. 21 de junio de 2010. Modelo: Olaia.

3 comentarios:

Psique dijo...

Hola Oihana, me ha resultado muy interesante tu escrito, y podría escribirte un post super largo sobre él, pero voy a resumir: la vida está compuesta de elecciones, y el que se escoja una opción va precedido por los sentimientos del momento, el estado de nuestro corazón.
Si no elegiste ese camino de la derecha sería por algo, tendrías algun motivo, intenta recordar los motivos que te llevaron a declinar esa opción.
Ah, no tiene nada que ver la visión que tengas ahora sobre ese camino, porque a ti te podría haber ido diferente.
Deberías escribir más a menudo porque me encanta visitarte.
Besos y abrazos-

Oihana dijo...

Gracias por pasar. A mí me encanta que lo hagas.

Sé perfectamente por qué no lo tomé. Era muy joven y todavía no había despertado como mujer, todavía no había explotado diría yo.

También soy consciente de que el factor "yo misma" pudiera haber hecho que ese camino no fuera todo lo dulce que parece ser. Sin embargo, a dos días de haber regresado de una ciudad en la que podría estar viviendo ahora mismo, es lo único que me ronda la cabeza.

Soy muy soñadora y eso a veces me pierde. Se me pasará y seguiré con mi vida. Porque sí, toda la vida es una sucesión de elecciones, y nadie me obligó a estar aquí. Fue decisión mía.

Gracias, gracias!!! Yo también te leo siempre. Pérdoname que no comente. Como verás escribo poco, el trabajo y la familia me absorven.

Besos y abrazos para ti también. Seguimos en contacto.

elfrio dijo...

Hola Ohiana!!!

soy Juanlu,
te vas a reir, pero acabo de ver tu comentario, que hasta hoy no hemos vuelto a pisar el blog con toda la vorágine de crear un estudio desde cero y todo eso...

me alegro de que te gustase lo que viste, a ver si poco a poco vamos subiendo más cosas...

muchos besossssss